Home
 REVISTA
Ultima edición
Versión Digital
Versión Impresa
Buscar Artículos
Distribución
Suscripción
 PUBLICIDAD
Tarifario
Presupuestos y
    Contrataciones
 INFORMACION
Radio Amadeus Cultura Musical
Radio Cultura (archivo)
Novedades
Cursos
Información General
Honorarios y Aranceles
    del Administrador
Sueldos de Portería
Legislación
Jurisprudencia sobre PH
Actividades
Enlaces
Alianzas y Sinergias
 ANUNCIOS
Profesionales
Proveedores
 CONTACTO
Contáctenos

Jurisprudencia

11/02/2009
La vivienda del portero es del consorcio
La Cámara Laboral confirmó una sentencia de grado en una causa en la que un encargado de edifico, tras ser despedido y desalojado, reclamaba el derecho de “retención de vivienda”. Los jueces en su decisión consideraron que “las eventuales deudas que pueda tener el consorcio con el trabajador no generan derechos de retención alguna sobre la vivienda”.

Los jueces de la Cámara Laboral, Julio Vilela y Graciela González, fallaron en el expediente “Consorcio de propietarios del edificio Valentín Gómez 2884/2886 c/Pirani Enrique Fabio s/ desalojo” en contra de la apelación de un encargado de edificio que había sido despedido y luego desalojado.

La causa se había iniciado a raíz del despido de un encargado de edificio, que luego al que se le había ordenado su desalojo de la vivienda que ocupaba en el inmueble perteneciente al consorcio.

Los argumentos del encargoado se centraban en que “no se contemplaron los gastos en que incurrió el trabajador para mantener la vivienda ya que a su entender debió disponerse su reintegro y sostiene que era necesario abrir la causa a prueba”.

Para los jueces las quejas son insuficientes ya que el encargado “no puede hacer valer su derecho de retención de la vivienda”, ya que fue despedido.

“Ello es así porque el contrato bilateral que unía a las partes cesó por decisión de una de ellas y no puede pretenderse el cumplimiento de tal acuerdo, porque el mismo se encuentra extinguido y no se persigue su cumplimiento” dijeron basándose en el artículo 1201 del Código Civil.

En la misma línea de argumentación la Cámara Laboral puntualizó que “las eventuales deudas que pueda tener el consorcio con el trabajador no generan derechos de retención alguna sobre la vivienda, porque no tienen su origen en la referida cosa retenida, sino eventualmente, en el contrato laboral que vinculó a las partes”.

De esta manera desestimaron la apelación del encargado y confirmaron “el pronunciamiento recurrido con costas a cargo del apelante, por no encontrar mérito para apartarse el criterio general sobre costas contemplado en el art. 68 del C.P.C.C.N.”

Fuente: Dju

 

FALLO COMPLETO

Poder Judicial de la Nación
Causa nº 3.353/08

SENTENCIA DEFINITIVA  NRO.   85374                                   CAUSA NRO. 3.353/08
AUTOS: " CONSORCIO DE PROPIETARIOS DEL EDIFICIO VALENTIN GOMEZ 2884/2886 C/ PIRANI ENRIQUE FABIO S/ DESALOJO"
JUZGADO NRO. 36                                                                    SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los  22   días del mes de   diciembre                      
                             de 2.008   , reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo a la correspondiente desinsaculación, se procede a votar en el siguiente orden:

El Doctor Vilela dijo:
              Apela la parte demandada el fallo  de grado obrante a fs. 86/88, que ordenó el desalojo, a tenor de los agravios que explicita a fs. 91/92.
              Se queja porque se dispone el lanzamiento sin atender al planteo de excepción de incumplimiento, porque no se contemplaron los gastos en que incurrió el trabajador para mantener la vivienda ya que a su entender debió disponerse su reintegro y sostiene que era necesario abrir la causa a prueba.- 
              En primer lugar se advierte que las manifestaciones vertidas por el recurrente no logran conmover lo resuelto en origen. En efecto, a pesar de las quejas lo cierto es que llega firme a esta Alzada que el accionado se desempeñaba como encargado  del edificio del consorcio demandado y que fue despedido. En razón de ello no puede, amparándose en lo dispuesto en el art. 1201 del C.C.  hacer valer su derecho de retención de la vivienda. Ello es así porque el contrato bilateral que unía a las partes cesó por decisión  de una de ellas y no puede pretenderse el cumplimiento de tal acuerdo, porque  el mismo se encuentra extinguido y no se persigue su cumplimiento –supuesto contemplado en la normativa civil invocada-
              Con relación al art. 3939 del C. Civil invocado cabe recordar que “Las eventuales deudas que pueda tener el consorcio con la trabajadora no generan derechos de retención alguna sobre la vivienda, porque no tienen su origen en la referida cosa retenida, sino eventualmente, en el contrato laboral que vinculó a las partes” (Esta Sala S.D.  83.059 del 28-9-05 Consorcio  de Propietarios Edif.. Chacabuco 1305/1301 c/ Deheza, Gabriela s/ Desalojo). Por lo expuesto, correspondería confirmar el pronunciamiento apelado, sin perjuicio de dejar a salvo los derechos de reintegro de gastos que pudieran corresponder. Cabe recordar además que el art. 147 de la L.O. es contundente al establecer que cuando el objeto del juicio fuera exclusivamente el desalojo, no se admitirá la reconvención, normativa legal  que no fuera oportunamente cuestionada  por el apelante y determina la improcedencia del planteo. Por lo dicho más arriba, la apelación interpuesta contra la resolución del 25 de julio de 2008, que declaró la causa de puro derecho, debe desestimarse.
              Por lo expuesto de compartirse el criterio correspondería: confirmar el pronunciamiento recurrido con costas a cargo del apelante, por no encontrar mérito para apartarse el criterio general sobre costas contemplado en el art. 68 del C.P.C.C.N. Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de la parte actora y demandada en el 25% y 25% de lo que les corresponda por su actuación en origen.-
La Doctora Graciela A. Gonzalez dijo:
              Por análogos fundamentos adhiere al voto que antecede.
              A mérito de lo que resulta del precedente acuerdo, SE RESUELVE: Confirmar el pronunciamiento recurrido con costas a cargo del apelante, por no encontrar mérito para apartarse el criterio general sobre costas contemplado en el art. 68 del C.P.C.C.N. Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de la parte actora y demandada en el 25% y 25% de lo que les corresponda por su actuación en origen.-

                                         Regístrese, notifíquese y devuélvase.

 


Ante mi
MG

En        de                              de              ,  se dispone el libramiento de            cédulas. CONSTE.

 

Jornadas mendocinas de propiedad horizontal y conjuntos inmobiliarios

Libro del Consejo de Propietarios

Ley 26.994 - Código Civil y Comercial de la Nación 2014

RPI: Registro de Propietarios

Uruguay 459 piso 2 - (C1015ABI) Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Tel./Fax: (54-11) 4373-2594 / (54-11) 4371-3174 - E-mail: revista@tesco.com.ar
Copyright 1996-2010 - Director: Adm. Jorge A. Hernández